Fragilidad

Fragil

Fragilidad

Hay una grieta en todo. Es así como la luz puede entrar.

Me creí que era ese maniquí de formas perfectas, me creí que era esa elegante ropa de marca que ponían sobre mí día tras día, me creí que era esas piernas y trasero compactos, nunca ni un centímetro más, ni un centímetro menos, siempre perfecta!  Paralelamente, tenía una visión de mi interior en el sentido de que -como en el exterior- también debía ser perfecta… y ante cualquier asomo de lo contrario, negaba con crueldad hacia mi misma semejante despropósito!

Sin embargo, por alguna razón, era sólo el cuerpo el que permanecía inalterable…conforme pasaba el tiempo, en el espejo veía reflejado un rostro con más arrugas, y empecé a pensar que ya no era tan bonito como antes, y con esa queja pesándome, opté con desdén por ignorar las arrugas… y la mejor forma fue deshacerme de la cabeza…

Con lo que no conté fue con que tras haberme arrancado la cabeza, ya no me veía más las arrugas del rostro, sin embargo empezaron a emerger con diafanidad  aterradora, las ‘arrugas’ de mi alma!… y en la medida en que más claro las identificaba, empecé a sentirme muy frágil… cómo era posible que pudiera tener tantas grietas y cosas feas en mi forma de ser? Me sentí tan vulnerable, porque jamás imaginé que tantas cosas no bonitas pudieran hacer parte de mi perfección…y me entristecía pensar eso, pues siempre pensé que sólo podía ser amada si era ‘perfecta’.

Un día alguien quiso hacerme unas fotos (tuve que ponerme la cabeza de nuevo!) y me hizo las fotos más bonitas que nunca me habían hecho… él -decía- amaba mis arrugas!

Su valoración de ellas, su materialización a través de las fotos… hicieron que empezara, no a ignorarlas, sino a querer mis arrugas… y era sorprendentemente bello cómo en las fotos me veía reflejada, no como un maniquí sino como un ser humano bellísimo! Y esa arruga más pronunciada que el resto, me daba un toque muy personal, una huella única! Las fotos, constituyeron un reflejo distinto al del espejo. Entendí que el del espejo en el que yo me miraba no era sino un reflejo de la mente –exigente, castigadora, implacable- y el reflejo de las fotos fue el reflejo de la no-mente…es decir del amor…y sobre todo del de ese hombre que me amaba tal como era, que al materializar su amor por mi imperfección en su obra, me hizo descubrir lo bonita que soy tal como soy.

Reconocer que el ‘lado oscuro’ de algo, hace parte de un todo –literalmente divino- que por supuesto tiene su lado brillante…me hizo entender que las oscuridades de mi forma de ser, vienen en varias tonalidades, que he identificado, y que ya no me da pena aceptar, y al contrario me hacen reír de mi como cuando se ríe uno de la pilatuna de un niño… he reconocido que he sido arrogante, vengativa, antipática, cruel, egoísta, envidiosa y manipuladora… Y he aprendido a amarme así de bitch (cabrona)! Porque eso es ser humano… los momentos desafiantes de la vida misma son el lado ‘bitch’ de ésta… Así viene… así como vengo yo también! Por supuesto, tras esa conciencia, continúo buscando convertirme en una mejor versión de mi misma, así como busco vivir una mejor versión de mi vida, aceptando el momento presente tal como es…

Fue así como decidí dejar tirada esa parte inalterable y ‘perfecta’ del maniquí… me gusta cómo me veo en mis fotos y amo mi lado bitchy! Me amo y me acepto tal como soy….y me llevé mi cabeza porque amo más que nunca mis arrugas…

PD. El link al blog de mi amiga, para quien quiera escribir una historia sobre un objeto olvidado…

http://flaneurbogota.blogspot.com/2011/03/objetos-olvidados.html

Acerca de princesschichina

Estoy en mis early-40’s, y por lo pronto pretendo –pues no siempre me resulta fácil ponerlo en práctica- vivir tranquila con mis concepciones de la vida, la función, las relaciones y el amor; concepciones que siento que al afinar y alinear más con mi verdadera esencia, cada vez se parecen menos a las de la gran mayoría de la gente. Rebelde desde siempre. Sin embargo también he visto que cada vez son más, aquellos que empiezan a pensar de una manera más crítica el propósito de su vida en este mundo. Podría decirse que hago parte de un grupo de la población que la 'masa' llamaría 'raro'. Nunca me he casado, y renuncié hace algunos años a una exitosa carrera corporativa en el mundo de las finanzas, para dedicarme a construir un proyecto empresarial en el área del Bienestar. En la función, un giro de ciento ochenta grados originado en un deseo de independencia que desencadenó en una intensa y apasionada búsqueda de libertad en todos los aspectos de la vida. En el amor, soltera, por romántica empedernida. No me voy a transar sino por lo que siempre he soñado. Adentrarme en estos caminos ha exigido grandes desafíos, entre otros, porque me ha tocado buscar paz y equilibrio en el bamboleo de cómo me he movido en este mundo: un sibarita en su búsqueda espiritual! Todo esto ha significado un proceso -vivido con mucha intensidad- de buscar más conscientemente lo que realmente soy en la esencia. Este blog busca compartir ideas y sentimientos en relación con todas estas vivencias, donde sin duda muchos se verán identificados.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Fragilidad

  1. Lore Lu dijo:

    Que rica esa experiencia tuya… esa libertad!!! Abrazo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s