Del tamaño de nuestra mente o De las próximas elecciones

Las mentes grandes discuten las ideas, las medianas los eventos, las pequeñas las personas

No suelo hacer proselitismo político, pero hoy quiero hablar del descorazonador contexto en el que tengo que votar en unas semanas. Tengo, porque es mi deseo ejercer –como siempre lo he hecho- mi derecho al voto, que en un contexto como el actual, casi que se constituye en un deber.

Los candidatos, y hay que decir también, los medios de comunicación, no han dejado opción al electorado, más que la de estar perdidos en una discusión de mentes pequeñas, la de las personas. Odios, persecuciones, chismes. Maniobras y volteretas políticas manipuladoras, que hacen que, desde la discusión de las mentes medianas, se confunda aún más al votante.

Hoy me tomé el tiempo de leer varias columnas de opinión, y en ninguna se argumentan ideas… Opinión tiene todo el mundo! Así es que incluso los medios que, en alguna medida, deberían cumplir con un propósito orientador, están al nivel del común de opinadores de esta plaza de mercado en que se ha convertido la discusión política de estas elecciones.

 

Recordemos que toda manifestación en nuestras vidas, familiares, laborales y del país mismo, no es sino un reflejo de nuestros propios estados de conciencia.

Así como hemos llenado el vacío de las ideas con odios, en la contienda política, probablemente en nuestras vidas personales así lo hagamos. Permanecemos juzgando al otro, y sintiéndonos superiores por considerarnos más éticos y correctos, cuando también hemos manipulado, husmeado teléfonos y por encima de todo, hemos hecho volteretas desleales con nosotros mismos!

Desde el reconocimiento personal de nuestras debilidades y desde el hecho de que no somos nadie para tirar primera piedra alguna, elijamos desde lo que nuestra propia ética nos habla, en relación con –lastimosamente- el único tema y caballito de batalla del que tenemos información alguna.

Por eso, abstrayéndose de que se trata de la guerrilla, pensemos: realmente creemos que la letra sólo con sangre entra? Realmente creemos que es con cantaleta y actos odiosos que se llega a acuerdos en una relación?  En todo potencial litigio en lo legal, o diferencia en lo personal, no se surte una primera etapa de conciliación?

Es posible vernos reflejados en cualquier persona, incluso en un guerrillero, y no hay necesidad de haber matado a nadie para ello. De eso se trata la compasión. Sólo desde el cambio de nuestro propio estado de conciencia, podremos ver el cambio en nuestros entornos… Si no, como dijo Gandhi “ojo por ojo y el mundo acabará ciego”.

Anuncios

Acerca de princesschichina

Estoy en mis early-40’s, y por lo pronto pretendo –pues no siempre me resulta fácil ponerlo en práctica- vivir tranquila con mis concepciones de la vida, la función, las relaciones y el amor; concepciones que siento que al afinar y alinear más con mi verdadera esencia, cada vez se parecen menos a las de la gran mayoría de la gente. Rebelde desde siempre. Sin embargo también he visto que cada vez son más, aquellos que empiezan a pensar de una manera más crítica el propósito de su vida en este mundo. Podría decirse que hago parte de un grupo de la población que la 'masa' llamaría 'raro'. Nunca me he casado, y renuncié hace algunos años a una exitosa carrera corporativa en el mundo de las finanzas, para dedicarme a construir un proyecto empresarial en el área del Bienestar. En la función, un giro de ciento ochenta grados originado en un deseo de independencia que desencadenó en una intensa y apasionada búsqueda de libertad en todos los aspectos de la vida. En el amor, soltera, por romántica empedernida. No me voy a transar sino por lo que siempre he soñado. Adentrarme en estos caminos ha exigido grandes desafíos, entre otros, porque me ha tocado buscar paz y equilibrio en el bamboleo de cómo me he movido en este mundo: un sibarita en su búsqueda espiritual! Todo esto ha significado un proceso -vivido con mucha intensidad- de buscar más conscientemente lo que realmente soy en la esencia. Este blog busca compartir ideas y sentimientos en relación con todas estas vivencias, donde sin duda muchos se verán identificados.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Del tamaño de nuestra mente o De las próximas elecciones

  1. Saraski dijo:

    De acuerdo, excelente. Odio hacer comentarios sobre este tema pero creo tambien que la paz no se alcanzará con mas guerrra. La obsesion por vengarnos de las FARC nos ha dejado ciegos frente a muchos otros problemas graves de nuestro pais. Vengarnos de las Farc o vengarse del traidor? No veo la misma rabia hacia problemas tan graves como la corrupcion de nuestra clase politica, de uno u otro lado. Todo se permite y se acepta, se cree en el “todo vale” para “salvarnos”, grave! Me da miedo la guerra, mas campesinos muertos porque no son nuestros familiares que participan, son nuestros campesinos sea en el ejercito, en la guerrilla, o en fuego cruzado. Facil hablar de guerra desde la comodidad de nuestras casas. Mientras nuestros campesinos olvidados siempre van a perder en un pais que no piensa en su problemática. Acabar con las FARC soluciona el problema? De verdad creen que van a ganar la guerra? No veo el futuro de nuestro pais claro, duele Colombia.

    Me gusta

  2. Miguel dijo:

    No puedo estar más de acuerdo contigo. Y me parece más triste que no sólo está basada la discusión en las personas sino en las mentiras, tergiversaciones, exageraciones y demás maniobras de baja estofa respecto de las personas. Hemos llegado al punto de estupidez colectiva de los Estados Unidos, donde las elecciones se ganan o se pierden de acuerdo con la cantidad de dinero que se gaste en publicidad para desacreditar al opositor basado en ‘character flaws’, o lo que es igual, características personales en lugar de capacidades o calidad de las ideas.

    Con esa lógica, el mujeriego Roosevelt, el alcohólico Churchill, el yuppie Kennedy y otros tantos más de los que hoy admiramos como grandes líderes habrían visto su camino al liderazgo truncado por sus características personales. En revancha, el puritano Hitler contaría con apoyos masivos, como aquellos que lo llevaron al poder en 1933.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s